meditacion guiada (2)


Meditación guiada para aumentar la autoestima

Uno de los objetivos que se persigue habitualmente con la meditación guiada es el de aumentar la autoestima. Para poder triunfar en la vida y conseguir aquello que nos propongamos es necesario que nos consideremos capaces, pero a menudo los problemas de autoestima nos hacen pensar que no lo conseguiremos y este pensamiento nos lleva al fracaso.

Para realizar correctamente la meditación guiada hay que situarse en un lugar cómodo, sentados o tumbados como más nos guste. También debemos evitar todo tipo de sonidos o movimientos que nos puedan distraer o interrumpir. Una vez allí, debemos cerrar los ojos e iniciar el video.

Sólo con realizar esta meditación guiada una vez verás como te sentirás mucho más relajado o relajada contigo mismo y tu autoestima habrá mejorado considerablemente. Si deseas que el efecto sea más fuerte, te recomendamos que realices esta meditación dos ó tres veces por semana o que lo combines con otros de los videos para aumentar la autoestima que podrás encontrar en esta web.

A continuación tienes el video de la meditación guiada para aumentar la autoestima. Recuerda que debes esforzarte por seguir todos los pasos que te irá dictando el guía para conseguir los mejores resultados. Una vez hayas terminado, te invitamos a dejar tu opinión en los comentarios que tendrás al final de esta entrada para que podamos seguir mejorando la web día a día.

Meditación guiada para aumentar la autoestima




Meditación guiada para eliminar el dolor de cabeza

Esta meditación guiada está pensada para ayudar a todas aquellas personas que sufran algún tipo de dolor físico. Aunque pincipalmente sirve para calmar el dolor de cabeza por ser el que afecta a más personas, te ayudará a calmar cualquier tipo de dolor.

Tanto si sufres dolores crónicos, relacionados con alguna enfermedad o lesión, relacionados con el estrés, etc. notarás como si realizas esta meditación guiada una vez al día estos se reducirán de forma significativa.

Recordemos que aunque se deba a una herida o a una enfermedad, el origen del dolor está siempre en nuestro cerebro, por lo que pensando de la forma adecuada podemos conseguir reducirlo o incluso eliminarlo. Olvídate ya de los analgésicos artificiales y antinaturales que descontrolan la química de tu cuerpo y pásate a la forma más natural y efectiva de acabar con el dolor.

Sin embargo, no debes olvidar que el dolor sirve para avisarnos de que algo malo ocurre en nuestro cuerpo, y acabar con el dolor no te curará de las posibles enfermedades que estés sufriendo. Por este motivo, deberás continuar acudiendo a tu médico y tomando la medicación que necesites para controlar la enfermedad o la lesión, pudiendo dejar únicamente la medicación contra el dolor.