Aprender a meditar (3)


¿Cuál es la mejor postura para la meditación guiada?

En cualquier tipo de meditación, lo más importante es que la persona que la practica se sienta cómoda. Por lo tanto, la postura que tendremos que adoptar durante la meditación guiada tendrá que ser una en la que nos sintamos bien y estemos cómodos. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que la postura debe propiciar un estado de ánimo positivo y de mejora, por lo que no todas servirán.




Como meditar

meditacionLo más difícil para los principantes en la meditación guiada es aprender cómo meditar correctamente. Los que ya llevan tiempo te dirán que es sencillo y que no debes preocuparte, y ciertamente lo es pero de todos modos hay que aprender y evitar los malos hábitos. Lo bueno es que no hay ninguna forma exacta para meditar correctamente, sino que cada uno debe aprender a hacerlo como mejor le siente.




3 consejos para aprender a meditar

aprender-a-meditar-300x157Existe muchísima información relativa a la meditación y los beneficios que tiene sobre nuestro organismo. Controlar nuestros pensamientos influye de gran manera sobre el físico, en algunas ocasiones incluso mejor que la medicación para casos como la depresión. También puede ayudar a evitar la hipertensión o a dar más fuerza en la lucha contra el cáncer.

Sin embargo, a menudo no se obtienen los resultados deseados no por qué la meditación no sirva, sino porque las personas no saben cómo meditar. A continuación te mostraremos 5 consejos que te ayudarán a aprender a meditar correctamente.

1. Elige el momento adecuado. Nadie puede obligarte a meditar, ni siquiera tú mismo. Debes encontrar un momento en el que estés a gusto y te apetezca realizar esta tarea. Algunas personas prefieren la primera hora de la mañana cuando todavía están todos durmiendo, mientras que otros prefieren hacerlo a última hora del día. En cualquier caso, intenta hacerlo siempre a la misma hora para introducirlo dentro de tu rutina. Empieza dedicando 10 minutos al día durante una semana y poco a poco sabrás cómo meditar y te apetecerá hacerlo más tiempo.

2. Elige el sitio adecuado. Debe ser una habitación o un espacio donde te sientas bien y donde además estés seguro de que no serás molestado durante el tiempo que dure la meditación. En muchas ocasiones no se consigue aprender a meditar porque falta un espacio donde se pueda practicar tranquilamente. Puedes decorar este espacio personal con fotografías, flores u otros objetos que te ayuden a estar relajado. Al contrario de lo que se piensa puedes meditar en una silla o tumbada en una cama, no es necesario hacerlo en el sueño.

3. Concéntrate en tu respiración. Lo más importante para aprender cómo meditar es saber respirar de la manera correcta. No se trata de respirar de una forma u otra, sino de concentrarte en ella como forma para no pensar en ninguna otra cosa. Al inhalar y exhalar el aire sentirás entrar la vida en tu cuerpo.